INSURGENTES AL TUTELAJE NEOLIBERAL

Mientras que el pueblo revolucionario y chavista desborda las calles del país con su muestra de alegría, paz y amor por la Patria y en respaldo al Presidente Nicolás Maduro, la ultraderecha venezolana insiste en propagar el odio como esencia principal del fascismo. A través de constantes actos vandálicos y terroristas disfrazados de movilizaciones pacíficas, irrumpen en centros de salud, instituciones educativas, agreden a los cuerpos de seguridad del Estado, destrozan instalaciones públicas e incitan a la violencia para buscar la inestabilidad y quebrar el orden constitucional de la República.


Delincuentes al servicio del imperio; así debemos identificar a los grupos de choque que, en este momento, dan un golpe de Estado en Venezuela. Sabemos que de llegar al poder entregarían el país al imperialismo norteamericano, regalarían nuestras riquezas y funcionarían bajo el tutelaje de las grandes potencias del continente. Dentro de la conspiración, la Organización de Estados Americanos (OEA) juega un papel importante, es desde dónde, dirigidos por su Secretario General, se direccionan los principales ataques a nuestro pueblo. Es por ello que en el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), respaldamos de forma unánime, firme, como nos enseñó nuestro Comandante Chávez: plena como la luna llena, la decisión del Gobierno nacional de retirarnos de esa organización convertida en un ministerio de colonias.


La tarea es dura, la misión es mantenernos rodilla en tierra para no caer en provocaciones de quienes quieren imponer la violencia como única alternativa. Rechazamos rotundamente el ataque que, por tercera vez durante estas dos últimas semanas, ha recibido la sede del Sector de Tributos Internos de Puerto Ordaz, en el estado Bolívar, donde se ha obstaculizado con escombros el acceso de los funcionarios al edificio, se ha atentado contra la fachada con bombas molotov y se han ocasionado graves destrozos.


Trascender a estos actos violentos que pretenden imponer un modelo rentista, pasa por seguir la ruta hacia el Socialismo Bolivariano, nuestra misión permanente será consolidar el éxito de la Revolución de la mano del pueblo; ese mismo pueblo que saldrá a las calles este 1° de mayo a reivindicar la lucha de la clase obrera y trabajadora venezolana, siempre protagonista de grandes victorias del Poder Popular. VIVIREMOS y VENCEREMOS.


José David Cabello Rondón
Superintendente Nacional Aduanero y Tributario
@jdavidcabello